Ingrese texto de busqueda

15/05/2018 02:15 | Especiales

LNB Retro

A cinco años del grito sagrado

Un día como hoy pero hace cinco años en el estadio Antonio Rotili, Regatas Corrientes gritaba campeón por primera vez en Liga Nacional barriendo su serie ante Lanús 4-0. Paolo Quinteros tuvo su mayor revancha tras no ser elegido para ir a Londres 2012 y fue el MVP de las finales con una temporada increíble. El equipo de Casalánguida había obtenido el Súper 8, Liga Sudamericana y Liga en la misma campaña.
Autor:Flavio Ibarra (@Flaviorocambole en Twitter )
A cinco años del grito sagrado

Corrientes tuvo su festejo máximo en la historia del básquetbol. Regatas hace cinco años alcanzaba la gloria deportiva con el título de la Liga Nacional. Fue 69-65 sobre Lanús y una inapelable barrida de 4-0 en la serie final. Los correntinos aprovecharon las dudas, los errores y el nerviosismo de su rival. Fue superior y cerraba un año inolvidable.

Nadie, ni el más fanático de los hinchas de Regatas esperaban un inapelable 4-0 en la serie final. Se dio así porque el básquet tiene esas cosas tan imprevistas. Lanús no entró nunca en la final y terminó brindando por su impericia una serie deslucida, chata, que no enganchó a la gente salvo por momentos sacando obvio a los hinchas de cada equipo.

A cinco años del grito sagrado



Acaso para Lanús la final haya sido la semifinal. Haberle ganado a Peñarol era el título. Fue su llegada a la meta, porque la final no la jugó nunca con posibilidades de ganarla, más allá de las declaraciones se dejó dominar como si el objetivo ya estuviese cumplido. Y Regatas, por el contrario, sin ser un equipo lleno de virtudes (obligado también por el rival) siempre tuvo más para dar.

El equipo de Nicolás Casalánguida no jugó para ganar 4-0, pero fue aprovechando día a día lo que Lanús le daba y no lo perdonó porque su ambición era todo, era campeón, era la gloria. Y empujado por su destino no paró hasta conseguirlo. Se notó en las finales que jugaron dos equipos con ambiciones diferentes. Y así llegó al campeonato:

A cinco años del grito sagrado



Después de suma paridad por nueve minutos, Regatas pudo sacar réditos de sus últimas dos defensas para quedarse con el primer cuarto por 21-17. El tono de equilibrio tuvo que ver con un Lanús concentrado que comenzó muy bien con la intensidad defensiva de siempre y McFarlan activo en ataque.

Como generalmente pasa el paraguayo Martínez fue quien puso al equipo correntino en la velocidad correcta mientras Kammerichs y Pedro Calderón fueron determinantes para anotar puntos en la pintura. La defensa de Regatas le obligó a Lanús a perder cinco balones (es un número muy alto). La visita le sacó provecho a esas pérdidas y terminó siendo clave en el desarrollo del primer segmento para que Lanús no pueda ganar el cuarto.

En el segundo cuarto Regatas amplió la ventaja con muy poco en ofensiva, buena defensa y manejando el trámite. Los primeros dos minutos del segundo cuarto fueron realmente feos. Pérdidas, errores, hasta los tiros libres marraron. El partido se fue deshilachando en la impotencia de Lanús y la poca pericia de Regatas para sacarle provecho a su rotación. Nico Romano entró apresurado y errático mientras que su perímetro desapareció.

Con 11 pérdidas, 2/10 en triples, 9/15 en dobles y 4/9 en libres Lanús jugó a lo que pudo. Sin rebeldía, sin intensidad vital para imponer su juego. Regatas no tuvo un primer tiempo bueno, apenas discreto con 11/21 en libres y similares porcentajes que su oponente. Pero cuidó mejor el balón con largos minutos de Ferreyra y Martínez en el 1-2 mientras aprovechó los errores de Lanús.

Con una tremenda volcada del “Yacaré” Kammerichs la visita tomó 8 de luz (21-29) una ventaja para nada decisiva pero que le sirvió para manejar con tranquilidad los tiempos del juego. El primer tiempo fue de Regatas por 28-36.

En el tercer cuarto Lanús tuvo más entereza para salir a buscar la victoria y el partido se puso más lindo. Se “armó” el juego con dos bombas de Schattmann de tres puntos que acercaron a Lanúsa solo un punto. Pero Javier Martínez se volvió a adueñar de los tiempos de juego, de la ofensiva y Regatas además mejoró su defensa. Por eso con la aparición de Tony Washam tomó una nueva ventaja de 50-con parcial 0-7 para la visita.

A cinco años del grito sagrado



Lanús, como ocurrió en gran parte de la serie erró hasta los tiros cercanos al canasto. En muchos pasajes del partido no fue falta de juego sino simple falta de puntería. Pero es tan delgada la línea para interpretar cuando un equipo no puede a cuándo no lo dejan que el concepto es ambiguo.

Para el segmento final el Granate trató de echar el resto y con dos libres de McFarlan Lanús se puso abajo por la mínima: 54-55 a falta de 6:37 justo cuando el “Yacaré” Kammerichs sale por cinco faltas. Parecía el momento ideal para que dé el zarpazo, pero no tuvo punch. Enseguida se fue Battle por cinco faltas y todo se emparejó. Sin el jugador franquicia el equipo de Santander no tuvo quien guie al equipo en la parada.

La falta de claridad de Lanús (condimentada con tiros verdaderamente increíbles que no entraron) dejaron al equipo Granate con pocas chances. Regatas, buen equipo defensivo, aseguró el rebote y tuvo siempre una mano amiga para llegar al gol. Paolo Quinteros que jugó un partido sin tanta explosión ofensiva metió un doble agónico de los que derrumban paredes a poco del cierre.

Sobre el final con los libres errados, las pérdidas y hasta una falta antideportiva los dos se dieron vida uno al otro. Pero ganó Regatas porque fue el que tuvo el objetivo más claro. Santander intentó todo el tiempo de convencer a sus jugadores. Los de Casalánguida ya estaban convencidos.

A cinco años del grito sagrado



Por eso sobre el final todos hablan del proceso que empezó el 23 de julio. Desde el comienzo mismo de la gesta Regatas entendió el desafío y para qué se había formado: buenos jugadores, un gran cuerpo técnico. Necesitaban congeniar las piezas. Encontraron a un Paolo Quinteros herido por su ausencia en Londres 2012 que sacó lo mejor de sí con un espíritu deportivo admirable.

A cinco años del grito sagrado

El deseo de Paolo fue su alimento y el resto se acomodó. El MVP de las finales tuvo en el paraguayo Martínez y en Fede Kammerichs dos intérpretes perfectos del idioma que solo hablan los consagrados. Fueron por todo. Así ganaron el Super 8, la Liga Sudamericana y la Liga Nacional en un año difícil de empardar.

Regatas Corrientes levantaba la copa máxima. La Liga Nacional tiene un nuevo campeón que se mete en la historia grande por dos motivos: barrió su serie final como solo lo hicieron Atenas (de Ruben Magnano) y Libertad (de Julio Lamas) y ante un gran oponente. Salud campeón… que siga el carnaval!.

A cinco años del grito sagrado
El resumen del partido



Síntesis

Lanús (65): Nicolás Laprovíttola 9, Patricio Prato 2, Adrián Boccia 19, William Mc Farlan 11 y Robert Battle 9 (x) (FI) Lucas Pérez 2, Facundo Giorgi 0, Leonel Schattmann 10 (x) y Fernando Martina 3 (x). DT: Silvio Santander.

Regatas Corrientes (69): Javier Martínez 15, Paolo Quinteros 8, Tony Washam 12, Federico Kammerichs 15 y Pedro Calderón 7 (FI) Nicolás Romano 3, Nicolás Ferreyra 0, Miguel Gerlero 0 y Jerome Meyinsse 9. DT: Nicolás Casalánguida.

A cinco años del grito sagrado



Parciales:
17-21, 28-36 y 48-50
Árbitros: Estévez – Rougier y Castillo
Estadio: Antonio Rotili – Lanús

Fotos: Ligateunafoto - Infoliga - LNB

Crónica Pablo Tosal

Los festejos en el Parque (Diario época)
Más de los festejos en el Parque Mitre
»JO15/05/2018 12:46
Q tiempos aquellos, todos los partidos en cancha llena, REGATAS viejo nomas, cuando la dirigencia despierte volveremos, estoy seguro de eso.

Y para despertar, lo primero sería renovar casi íntegramente el plantel de esta temporada.

Basta de Quinteros, de Ramirez Barrios, del Uruguayo, y de los 4 yankes esos, basta, aportan un partido y los siguientes 4 o 5 no aportan nada.
Responder
100 %
0 %
»Papa Repoleto RECARGADO15/05/2018 17:28
que GRAN EQUIPO.LASTIMA QUE EL YACARE SE RETIRO MUY TEMPRANO Y QUE LOS BRASILEIROS SE LLEVARON A GRANDAO MEYINSE Y TONY WASHAM.HAY QUE DARLE TIEMPO Y DEJARLO JUGAR A ERIK THOMAS.NICO CASALANGUIDA LO SECUESTRO A DONALD SIMMS.HAY MATERIAL PERO HAY QUE SABER BUSCAR Y OJO PERO TAMBIEN HAY JUVENILES QUE NUNCA LLEGAN A JUGAR EN LA LIGA,ALGO PASA VAYA A SABER QUE.Y ESO QUE LE HACEN HACER DIETA DSDE MUY TEMPRANO.
Responder
100 %
0 %
»desde la popular...15/05/2018 18:22
Que emoción me trajo este recuerdo... lo ansiado que fue este titulo, ni la sudamericana, ni la liga de las américas tuvieron ese sabor como ser campeones de la Liga. Que camino marcaste Regatas de mi vida !!!
Responder
0 %
0 %
»Disconforme15/05/2018 21:11
Te acordas Hermano, que tiempos aquellos..... que se vayan todos decis? NO. Paolo , Vidal, Martina y Arengo se quedan. Y los dos juveniles que siempre respondieron ( Giordano y Corbalan). EL resto, total mente de acuerdo, empezando por Saiz y los Morochos. Y PIccatto, obvio.. ... y los "asesores" que solo eligen mal a los jugadores extranjeros. Con un Paolo sin tantas lesiones y Martina sin protestar todo...podemos...
Responder
0 %
0 %
»Porte15/05/2018 21:18
Estuve presente en ese partido q locura, un frío de cagarse hizo esa noche,nose porq no le renovaron a nico Ferreira a la otra temporada
Responder
100 %
0 %
»Carlitos16/05/2018 12:18
Epoca de billetera gorda (gobierno),ya no es la misma y los resultados estan a la vista,mas claro echale agua.
Responder
100 %
0 %